Rebajar precios: clave para vender en pleno parón

Estrellas de la semana Macarena
16/05/2020
BdE advierte de los posibles efectos de las ayudas por el covid-19: inseguridad jurídica en el alquiler
22/05/2020

Rebajar precios: clave para vender en pleno parón

La rebaja de una vivienda que sale al mercado por primera vez induce al interés por parte de los compradores, incluso en pleno estado de alarma

Es innegable que vender un piso, e incluso alquilarlo, en medio estado de alarma parece tarea difícil. Pero como nos demuestra la historia una y otra vez, nada es imposible. Y vender una casa en plana parálisis del país, es factible. De hecho, ya hay antecedentes: la agencia Century 21 Boutique ha vendido, en plena pandemia, un piso de 60 metros cuadrados con piscina i garaje, por 340.000 euros; un 10% por debajo del precio medio del barrio dónde se encuentra el inmueble. Durante el mes de marzo se publicitó el inmueble con la rebaja correspondiente y, el pasado 9 de abril se firmó el contrato de arras a través de una plataforma digital. Una muestra más de que la máxima de un activo a precio atractivo funciona.

“El primero que baje precios será el primero en vender”

La crisis financiera que sufrimos hace casi una década, nos dio herramientas para superar esta. Es cierto que son dos crisis de naturaleza muy distinta, pero al fin y al cabo las dos afectaron gravemente a la actividad inmobiliaria. La principal enseñanza de la crisis del 2008 fue que el vendedor tiene que ir por delante de los demás. Según los expertos, quién quiera vender tendrá que ser atrevido y agresivo, y tiene que asimilar que para vender ha de bajar el precio, solo así logrará hacerlo.

Es cierto que, además de la dificultad de vender en plena crisis, se le suma que hay que hacerlo a distancia. Y es que el gran hándicap es que los agentes inmobiliarios no pueden enseñar casas.

Rebajas en los precios de segunda mano

Abaratar costes parece crónica de un suceso anunciado, y es que ya antes de la eclosión de la pandemia era un tema que estaba sobre la mesa. De hecho, antes de que empezara todo, algunos estudios apuntaban que los precios de algunas ciudades como Madrid, Barcelona o Zaragoza tenían los precios iniciales un 20% por encima del precio de mercado. Por eso suscita tanto interés aquella vivienda que sale al mercado por primera vez y lo hace por debajo del mercado. Según los cálculos del gerente de Century 21 Boutique, Francisco Erburu, los precios van a bajar sobre un 10 o 15%, según la zona en la que se encuentre el inmueble. Pero en ningún caso llegaremos al 20%. Desde la inmobiliaria REMAX España también auguran rebajas a la vista. Por otro lado, su presidente Javier Sierra considera que habrá mucha gente que necesite vender su casa, por lo que habrá mucha oferta, pero menos demanda. De su lado, desde la firma inmobiliaria Uxban creen que aquellos que mayor necesidad de liquidar sus propiedades serán los que van a iniciar estos descuentos.

Comprar sin visita previa ya no es tan descabellado

Antes mencionábamos la dificultad que representa vender sin enseñar. Y aunque comprar una vivienda sin tan siquiera visitarla no es una operación muy común, tampoco es inaudita. Antes que empezara la pandemia, era una operación propia de inversores. Pero empieza a no ser monopolio solo de profesionales. Según el CEO de Uxban, Gonzalo Robles, es más frecuente de lo que se suele pensar. De hecho, y según apunta Robles, el 13,5% de sus clientes han comprado viviendas sin ver físicamente la casa. De estos un 70% se decidieron por la recomendación de un familiar, y el 30% restante por la recomendación de un agente inmobiliario.

Por otro lado, las ventas de inmuebles a través de plataformas de subasta también se suelen producir sin visita previa. Este es el caso del Marketplace inmobiliario digital BidX1, que ha logrado vender cuatro propiedades en las dos primeras semanas de confinamiento. Se trata de una empresa especializada en la compraventa de propiedad online.

Transparencia, confianza y tecnología

Pero para que esta compra sea posible son necesarios dos elementos clave: transparencia y confianza. Es la única manera para que el comprador se sienta lo suficientemente seguro como para tomar una de las decisiones más importantes de su vida, sin desplazarse. El buen uso de la tecnología y el buen trato personal del agente son herramientas esenciales para conseguir esta confianza y transparencia. El contacto local está más que logrado, ahora hay que centrarse en la mejora digital.

Fuente: https://inmoacademy.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat