Los inquilinos dejaron de pagar hasta 6.186 euros de media a sus caseros en 2018

Gracias
03/04/2019
Estrellas de la semana ….
05/04/2019

Los inquilinos dejaron de pagar hasta 6.186 euros de media a sus caseros en 2018

El despegue del alquiler de viviendas en España ha traído otro despegue, el de los impagos de las rentas. La morosidad en los alquileres aumentó un 5,70% durante el año 2018 debido a que los inquilinos no pudieron hacer frente a la actualización de las rentas que les aplicaron los propietarios y que, en algunos casos, suponían varios cientos de euros mensuales más. Se trata de la subida más alta de los últimos tres años: en 2017 creció un 3,96% y en 2016 aumentó un 3,36%.

Es una de las conclusiones del estudio sobre morosidad realizado por el Fichero de Inquilinos Morosos, que contiene información sobre arrendamientos impagados, tanto de personas físicas como jurídicas, aportada por los propios arrendadores y profesionales en la gestión de arrendamientos. La morosidad es uno de los problemas más evidentes del mercado del alquiler. “Ante la subida de las rentas, cualquier gasto inesperado hace que existan dificultades para hacer frente a los gastos relacionados con el alquiler, lo que provoca que el número de impagos se incremente”, indica Sergio Cardona, Director de Estudios y Calidad de Fichero de Inquilinos Morosos.

Y es especialmente cruel cuando acaba en desahucio, una situación por la que cada vez pasan más inquilinos. El año pasado se registraron en España 37.285 desalojos por esta cuestión, lo que supone un incremento del 4,5% y el mayor nivel desde que se inició la recuperación económica en 2013, según el Consejo General del Poder Judicial.

A excepción de Cantabria, donde las inscripciones por morosidad se han reducido un 3% respecto al año anterior, los impagos continúan con una tendencia alcista, según el estudio. Murcia fue la comunidad autónoma donde más se elevó la morosidad en el alquiler: se registraron un 16,24% más de casos en 2018. Una cifra que supera en más de 10 puntos a la variación registrada de media en el conjunto de España. Tras Murcia, le siguieron Canarias (+12,26%), Navarra (+10,60%) y Andalucía (+10,40%). Menos acusado fue el crecimiento de los impagos en La Rioja (+1,13%), Extremadura (+1,82%), Galicia (+2,37%) y Aragón (2,53%).

No solo hay más impagos, sino que los morosos deben más. Los inquilinos morosos dejaron de pagar a los arrendadores una media de 6.186 euros en 2018, frente a los 6.03. “La cuantía media adeudada ronda los 6.186 euros y, si tomamos una renta media de 764 euros, supone de que los arrendadores están alrededor de ocho meses sin percibir los ingresos de su alquiler”, detalla Cardona.

Aunque esta cuantía se dispara en las regiones con los alquileres más caros. Es el caso de Madrid (9.767 euros), Baleares (8.572 euros), País Vasco (7.089 euros), Cataluña (6.860 euros) y Navarra (6.408 euros). Has tres veces menos adeudaron los inquilinos en Extremadura, don de la media se situó en 3.427 euros, la cifra más baja de toda España. Por delante se situaron Castilla y León (3.573 euros), Aragón (3.963 euros) y La Rioja (3.983 euros). “En todas las regiones la cantidad impagada por los inquilinos morosos es superior a la media nacional. El dinero que los arrendatarios dejan a deber crece anualmente debido a que son los territorios con los precios de alquiler más altos. En la mayoría de los casos, una incidencia con el pago lleva aparejada una importante deuda”, dice Cardona.

La situación se agrava, según Cardona, por el nuevo real decreto del alquiler aprobado por el Gobierno, que ha incrementado los miedos y reticencias de los propietarios a la hora de alquilar sus casas. “Las nuevas regulaciones que afectan al alquiler, están provocando inseguridad entre los propietarios de inmuebles en alquiler, que ven limitadas las garantías que pueden exigir al inquilino. Ante esta situación, muchos arrendadores han optado por buscar métodos alternativos para comprobar la solvencia del inquilino. Por ejemplo, en los últimos meses se ha multiplicado por dos el número de propietarios que solicitan a sus arrendatarios certificados que acrediten su solvencia y fiabilidad”.

Fuente: El País

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.