España superará este año el medio millón de firmas de alquileres

Estrellas en la inauguración
19/10/2019
Gracias
23/10/2019

España superará este año el medio millón de firmas de alquileres

El mercado de alquiler no deja de crecer en España. Forzadas o no por las difíciles condiciones de acceso a la vivienda en propiedad, el caso es que cada vez más personas arriendan las viviendas en las que viven. Y en 2019 se batirá un nuevo hito: si el año pasado se firmaron en España 480.000 contratos de alquiler, este año se superará el medio millón. Concretamente serán unas 506.000 firmas, según una proyección de Josep Oliver Alonso, catedrático emérito de Economía Aplicada de la Universitat Autònoma de Barcelona. Oliver Alonso es el autor del Estudio Anticipa sobre perspectivas del mercado de la vivienda 2019-2021, un análisis presentado este jueves con motivo de la feria inmobiliaria Barcelona Meeting Point y que patrocina Anticipa, una sociedad del fondo Blackstone que tiene unas 15.000 viviendas de alquiler repartidas por toda España.

Las proyecciones de 506.000 firmas de arrendamientos durante este año incluyen tanto la firma de nuevos contratos (218.000, los mismos que en 2018) como de renovaciones (288.000, un 6,5% más que el año pasado). Las cifras se obtienen de una combinación de estudios de Fomento y del INE, ya que España carece de una estadística oficial de precios de alquiler, aunque algunos organismos autonómicos y el propio Ministerio de Fomento están sentando las bases para revertir esa situación. Una de las cosas que destaca el estudio es la necesidad creciente de creación de nuevos hogares ante la mayor llegada de migrantes a España. Así, en 2020 se prevé que se firmen 510.000 contratos de alquiler (221.000 nuevos y 288.000 renovaciones) que avanzarán en 2021 hasta los 523.000 (215.000 nuevos y 308.000 renovaciones).

Pero el dinamismo de los arrendamientos no depende solo de quienes llegan de fuera. También hay un importante cambio en la dinámica interna, que se aprecia desde hace años tal y como pone de manifiesto el estudio. El crecimiento del número de inquilinos ha sido una constante: en el lustro que va de 2013 a 2018, en España ha crecido el número de hogares que viven de arrendamiento en 331.000. Mientras tanto, los que tienen la vivienda principal en propiedad descendieron en 6.000.

Eso se traduce en que un 16,8% de los hogares españoles viven de alquiler a precio de mercado, a los que habría que sumar un 1,2% que lo hacen a precios inferiores de mercado, en arrendamientos sociales o protegidos. Pero en las comunidades donde el acceso a la compra se complica, ese porcentaje crece significativamente. Así, en Cataluña en 23,3% de los hogares vivía en alquiler a precio de mercado y en la Comunidad de Madrid, un 22,7%. Puesto que ambos son los mayores mercados de arrendamiento de España (gracias al tirón de sus capitales y áreas metropolitanas), eso significa que más de cuatro de cada diez inquilinos que hay en España viven en una de esas dos comunidades.

Más mayores y con familia

Y conforme el arrendamiento gana cuota de mercado, también cambia el perfil de quienes recurren a esa forma de tenencia de la vivienda. Según el estudio presentado este jueves, los inquilinos de entre 30 y 39 años, que conforma el grueso de quienes viven de alquiler en España, bajaron un 0,2% entre 2014 y 2019. A la vez, aumentaron un 35,3% los inquilinos de entre 50 y 59 años y un 26,9% lo que tienen entre 40 y 49 años. Y esas transformaciones también se vivieron desde el punto de vista del número de personas que conforman los hogares en alquiler. En el último lustro los unipersonales se han convertido en los más frecuentes (856.000 de los más de 3,1 millones de hogares en alquiler a precio de mercado que hay en España) superando a los de dos personas (844.000). Pero mientras estas dos categorías han crecido por debajo del 10%, las familias de tres personas que arriendan su vivienda han crecido un 27,9% en cinco años.

Por último, el informe analiza la evolución de los precios y apuesta por una moderación tanto en la vivienda en venta como en la de alquiler. Para la primera, la previsión de Anticipa es que los pisos y casas acaben este año con un incremento del 5,5% anual, más de un punto por debajo de lo que sucedía en 2018. En 2020 la subida de los importes se frenará todavía más, hasta el 4,9%. Para alquiler, por la falta de datos oficiales, la proyección es más complicada y no se ofrece ninguna cifra para el conjunto de España; pero en los dos mayores mercados locales, las ciudades de Madrid y Barcelona, el estudio apuesta por una desaceleración clara respecto al intenso ritmo que se ha vivido en los últimos años.

Fuente: El País

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat