El coronavirus estalla la burbuja inmobiliaria en Ibiza

El precio de la vivienda en alquiler se dispara un 52% en los últimos cinco años, según Fotocasa
09/09/2020
Estrellas oficina San Pablo
12/09/2020

El coronavirus estalla la burbuja inmobiliaria en Ibiza

Ibiza destaca por tener una oferta inmobiliaria cuyos precios son muy elevados. Por ejemplo, el Observatorio de Vivienda y Suelo del Ministerio de Fomento concluyó el año pasado que la isla tenía los alquileres más caros de todo el país, con una media de 957 euros al mes tras desbancar a San Sebastián del primer puesto.

Pero ahora, la crisis del coronavirus ha cambiado ese panorama ante la ausencia de trabajos y con el final de la temporada turística. Por ello, muchos propietarios ofrecen sus viviendas en diversos portales con bajadas de hasta el 50% respecto a temporadas anteriores.

Precios desorbitados

Sergio Carrasco, abogado y asesor legal de la plataforma “Ibiza, afectados por los alquileres”, repasó en El Mundo los precios habituales en la isla: desde balcones a 500 eurosfurgonetas con un colchón por 4.500 euros o una habitación para una sola persona en piso compartido entre 800 y 900 euros.

Muchos de los demandantes eran trabajadores de hostelería con sueldos que oscilaban entre 1.400 y 1.500 euros. Ante la dificultad que entrañaba encontrar casa, algunos empresarios se negaban a contratarlos si no tenían la vivienda asegurada.

Cambio de la situación

Pero la crisis sanitaria ha dado un vuelco a la situación. Portales como Idealista y Fotocasa ofrecen una habitación en piso compartido en pleno centro por 650 euros. Tiempo atrás, se solicitaban 1.200 euros, con lo que la rebaja actualmente es del 46%.

En una casa de cuatro habitaciones de Sant Jordi han pasado de pedir 500 euros a 300, y en uno de cinco dormitorios que se alquilaba a 850 euros cada uno, ahora la demanda es de 550 euros.

También en las viviendas de lujo

Esta situación es similar en los inmuebles más caros. Durante la temporada estival, se aprovechó el cierre de las discotecas y locales de ocio para celebrar fiestas ilegales. Así, un chalet de 150 metros en Santa Eulalia costaba unos 4.000 euros el mes, pero ahora se puede conseguir por 2.000.

También se puede obtener un ático de lujo en el centro de la ciudad por 1.500 euros, mientras que hace tan sólo un año su precio no bajaba de los 3.000 euros. Algunos expertos consideran que si la crisis se prolonga, esta situación se podría mantener.

Nahiara Cardona, directora insular de Intrusismo, declaró en el citado medio que dependerá de cómo vaya la temporada que viene: “Si es buena espero que no suban tanto, pero bueno, para eso están los inspectores que tenemos en marcha, para que la gente se lo piense mucho antes de enfrentarse a una sanción”.

Fuente: AS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat