Los propietarios que alquilan pisos aumentan un 20% con la recuperación

Estrellas
06/07/2018
Estrellas de la semana, ven a verlas hace poco calor!!
12/07/2018

Los propietarios que alquilan pisos aumentan un 20% con la recuperación

El número oficial de propietarios que alquilan sus pisos ha aumentado un 20% desde el inicio de la recuperación, en 2013, según la estadística de declarantes del IRPF divulgados por la Agencia Tributaria esta semana con datos de 2016. Más de 2,37 millones de contribuyentes reconocieron al fisco tener rendimientos por sus arrendamientos. En total, los ciudadanos declararon unos ingresos de 18.052 millones por esta actividad, la mayor cifra de la serie histórica. La recuperación del sector inmobiliario, el cambio en la ley de arrendamientos urbanos, el control de Hacienda y la eclosión de los alquileres turísticos de los últimos años, provocando que cada vez sean más los contribuyentes que declaran al fisco ingresos por el alquiler.

La recuperación económica se inauguró oficialmente en el último trimestre de 2013. Fue cuando los datos del PIB pasaron de rojo a negro. Aunque tuvieron que pasar muchos trimestres para restañar las heridas de la monumental crisis que ha vivido España —el nivel de PIB no se recuperó hasta 2017 y el paro aún anda en dos dígitos—, lo cierto es que los economistas señalan esa fecha como inicio de los verdaderos brotes verdes. Con la recuperación, llegó también la explosión del turismo y la eclosión de algunos modelos de economía colaborativa, como los alquileres turísticos. El sector inmobiliario comenzó a desperezarse tras años hibernando por la crisis, hecho jirones tras su estrepitoso hundimiento.

Este relato se puede leer en las estadísticas de la Agencia Tributaria. Estas describen cómo el número de arrendatarios creció un 20% entre 2013 y 2016, últimos datos disponibles. Ya son 2.362.915 los contribuyentes los que declaran obtener ingresos por el alquiler de una vivienda. Se trata del mayor número de la serie histórica. Ni en 2006, cuando la crisis estaba a punto de estallar, había tantos arrendadores.

No están las empresas

La Agencia Tributaria advierte que en esta estadística no se incluyen las agencias inmobiliarias y empresas que alquilan cualquier tipo de inmuebles. Tampoco figuran entre estos contribuyentes los ciudadanos que se dedican al alquiler profesionalmente.

UN MERCADO EN MUCHAS MANOS

El hecho de que haya 2.362.915 contribuyentes que declaran al fisco ingresos por alquilar viviendas, tiene mucho que ver con la situación del mercado inmobiliario.

Hasta la crisis, la mayoría de españoles ahorraba en ladrillo. Compraba viviendas y luego las vendía en la jubilación o se las dejaba a sus hijos. Con la crisis y los incentivos fiscales de la época de Zapatero y de Rajoy comenzaron a salir viviendas al mercado. “Obtienen más rentabilidad que la que ofrecen hoy en día los tipos de interés”, indica Fernando Encinar, jefe de estudios y confundador de Idealista, que agrega: “El alquiler hoy en día es un producto de inversión de pequeños y medianos ahorradores”. Encinar asegura que cuando se examina todo el parque nacional de viviendas, solo alrededor del 3% está en manos de fondos de inversión o empresas que se dedican a eso (socimis). “El mercado está manejado por miles de españoles”, concluye.

En total, los caseros confiesan al fisco que ingresaron unos 18.052 millones de euros por los alquileres en 2016, la mayor cantidad que de los registros de Hacienda y un 7,4% más que lo declarado en la campaña anterior. Sin embargo, el lunar aparece en la renta media declarada. La estadística de la Agencia Tributaria arroja que los caseros confiesan unos ingresos medios anuales de solo 7.640 euros, lo que dejaría la renta mensual media en unos 636 euros, casi 150 euros menos al mes que justo antes de la crisis que pinchó la burbuja inmobiliaria. Pero en aquella época era más frecuente comprar que alquilar.

“El alquiler es un fenómeno de este siglo”, explica Fernando Encinar, jefe de estudios y cofundador del portal inmobiliario Idealista. “Antes el 95% de los españoles tenían una vivienda en propiedad. Alquilar era algo casi marginal”, recuerda. Los ciudadanos destinaban sus ahorros a comprar vivienda. Pero la situación cambió a partir de 2004. Varios cambios legales y ayudas tributarias aprobadas por los expresidentes Zapatero y Rajoy impulsaron el mercado del alquiler. Uno de esos cambios fue la reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) de 2013. Se otorgó más libertad a las partes para que fijasen las condiciones de los pactos, limitó la duración de los contratos, excluyó a los alquileres turísticos de las exigencias de la LAU y desligó la actualización de las rentas del IPC. “Al mercado del alquiler se le dio la vuelta como un calcetín”, señala Encinar. Los bajos tipos de interés de los últimos años y los cambios de hábitos de la crisis terminaron de provocar el cambio. Hoy en día el 23% de la población vive en un piso alquilado, según Eurostat. “A principios de 2000 apenas era el 8%”, recuerda Encinar.

Más control de Hacienda

Hacienda también recuerda que en los últimos años ha intensificado el control sobre los alquileres irregulares. De hecho, en 2016 comenzó a avisar a los contribuyentes sobre las rentas inmobiliarias que había detectado y que no estaban declaradas. Los contribuyentes que recibieron advertencias del fisco en 2016 incrementaron los ingresos declarados un 40%, según la Agencia Tributaria.

Se espera que en los próximos años aumente mucho más el número de arrendadores y las cantidades declaradas porque Hacienda ha puesto el sector bajo el foco tras la irrupción de plataformas como Airbnb o Homeaway.

Hacienda explica que recopila información sobre páginas de alquiler de viviendas, del consumo de agua, electricidad y de oficinas regionales de vivienda. En estos análisis está encontrando múltiples casos en los que los propietarios no declaran los alquileres. Solo en 2017, lanzó más de 125.000 requerimientos tras detectar irregularidades por este cauce.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.