Los cinco errores más comunes a la hora de vender la vivienda

La fianza no devuelta por el casero no cuenta para la deducción por alquiler
10/04/2018
Familia Inmobalia
13/04/2018

Los cinco errores más comunes a la hora de vender la vivienda

Vender una vivienda no es un proceso sencillo, sobre todo, cuando se trata de la primera vez. La inexperiencia dentro del mercado de la compraventa puede llegar a retrasar el cierre de la operación y que el inmueble acabe «quemándose», obligando a retirarlo y volver a intentarlo meses después. Evitar estos cinco errores recogidos por el portal inmobiliario pisos.com facilitarán tu aprendizaje.

No preocuparse de la primera impresión: Aunque tampoco es necesario que el piso esté en perfecto estado de revista, sí que hay que emplear algo de tiempo en limpiar y darle una vuelta al aspecto de la casa. Es imprescindible que todas las estancias estén recogidas, sin trastos que entorpezcan las visitas. Muchos compradores saben que están ante la casa de sus sueños nada más poner un pie en el inmueble, así que cuidar los detalles es fundamental.

No anunciar el piso en internet: Los portales de clasificados inmobiliarios online se han convertido en la primera fuente de búsqueda para los compradores. Publicar un anuncio en este tipo de webs abre las puertas del inmueble a un enorme grupo de interesados. Publicar un anuncio es realmente sencillo. Solo tienes que poner todos los datos que describen el inmueble: superficie, número de habitaciones y baños, si tiene terraza, ascensor, trastero, etc. No olvides acompañar el texto de fotos e, incluso, de un vídeo.

No tener suficiente tiempo libre: Atender a los potenciales compradores requiere de un horario flexible. Habrá quien pueda por la mañana, quien solo tenga opción a verlo por la tarde y también te encontrarás con gente que únicamente tiene su agenda libre los fines de semana. Si tu trabajo limita las horas a las que puedes atender a los que te contacten, es posible que pierdas más de una visita.

No ser realista con el precio: El coste de las viviendas ha cambiado mucho en los últimos años, experimentando fuertes bajadas en la época de crisis, para de nuevo subir moderadamente en los últimos años. Debes ser consciente de cuánto puedes pedir en función de dónde está situada tu propiedad, sus características y su estado de conservación. Necesitas una valoración acorde al mercado porque el sobreprecio juega en tu contra.

No confiar en los profesionales: Las agencias inmobiliarias están para ayudarte. Desde proporcionarte una correcta tasación del piso bajo criterios profesionales hasta conseguir toda la documentación que este tipo de operación requiere. Además, los agentes tienen conocimientos legales que probablemente desconozcas. Por descontado, se ocuparán de enseñar tu piso de forma adecuada y te asesorarán al detalle. Delegar la venta de tu casa en una agencia es todo un acierto.

Fuente: ABC digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *