La mejora de la casa se hace esperar

Con calor, ¡seguimos aquí!. Destacados finales de julio 2017
04/08/2017
Estrellas para el puente de Agosto
11/08/2017

La mejora de la casa se hace esperar

Los españoles gastaron 829 euros de media en reformar su hogar durante en 2016, un 5% más. Este año se espera que se incremente hasta 860 y dé otro salto hasta los 874 euros en 2018. Unas cifras que en los tres casos apenas suponen el 1,4% de la renta por hogar, según la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac).

Además, durante el último decenio, 2006-2016, con clara incidencia de la crisis económica, mientras que la inversión media por hogar en transporte se reducían un 30%; en hoteles, cafés y restaurantes lo hacía en un 28% y en comunicaciones, un 18%; el gasto medio dedicado a muebles, equipamiento y conservación de la vivienda caía un 45%, según la encuesta sobre los presupuestos familiares del INE.

Y es que, a diferencia de otros países, la familia española no es muy propensa a invertir en la mejora de su inmueble. “No se encuentra entre nuestras prioridades”, señalan en Andimac, ya que el mantenimiento de la vivienda se lleva alrededor del 3% del presupuesto familiar, “mientras que destinamos más de un 5% a idéntico cometido en el coche”. De acuerdo a los datos del European Home Improvement Monitor, la reforma del hogar mueve 377.000 millones de euros a nivel europeo (mano de obra y material). Partiendo de esto, Andimac estima que el gasto medio de los hogares españoles en reforma está entre un 7% y 10% por debajo de la media europea.

Celos del automóvil

En la asociación se muestran algo celosos del sector automovilístico, que según ellos ha sabido “concienciar a la sociedad de la importancia de que éste se mantenga en buen estado”, con atenciones a la antigüedad, la seguridad y el mantenimiento. De igual manera que se invierte en mantenimientos correctivos y preventivos en el coche, hay que hacerlo en la vivienda, ya que “la casa no se cuida sola”. Es más, “la reforma se considera un gasto, e incluso un lujo, cuando realmente es una inversión rentable”, ya que una actuación integral, que en el caso de un piso de 90 metros cuadrados tiene un coste medio de 50.000 euros, puede revalorizar la vivienda en un 20%, según sus cálculos. El secretario general de Andimac, Sebastián Molinero, hace hincapié en que “se trata realmente de una inversión, sobre todo en calidad de vida, por lo que es imprescindible concienciar a la sociedad de la importancia de mantener su casa en buen estado, pues eso se traducirá en una vida mejor en el hogar y en un valor mayor del inmueble si un día decide traspasarse”.

De cualquier manera, se muestran esperanzados respecto al futuro. Tras la crisis inmobiliaria —durante el último decenio se ha pasado de construir 700.000 viviendas anuales a 60.000— se ha potenciado la compraventa de viviendas de segunda mano y actualmente, cerca del 70% de las mismas pasan, antes o después, por una reforma, “bien para hacerlas más habitables o bien para revenderlas”.

Aunque no todas las estancias tienen la misma suerte. Los propietarios centran sus esfuerzos en adecentar baños y cocinas. Se trata de dos de las habitaciones más usadas de la casa y las que se ven más deterioradas por el calor o la humedad.

Respecto a los baños, aunque en el último año casi la mitad (el 48%) de las familias españolas acometió alguna actuación con un gasto medio de 695 euros, solo en el 5,8% de las ocasiones se trató de una renovación completa con un presupuesto de en torno a 2.150 euros. Cuando se trata de meter el pico y la pala y hacer un cambio de cara, los propietarios suelen demorar la actuación una media de 20 años. Así, las reformas o mejoras en estas estancias movieron unos 4.500 millones (con mano de obra) durante el pasado año. Los materiales más empleados fueron los azulejos, la grifería y el lavabo.

Cocinas como nuevas

En cuanto a las cocinas, en 2016 se realizaron mejoras en cuatro de cada diez hogares españoles, un 17,8% más que en 2015. El 7% realizó una obra completa (787.033 en total) con un coste de 3.675 euros, algo que los propietarios suelen contratar cada 25 años. En cambio, se hicieron 2,4 millones de pequeñas reformas con una factura media de 700 euros. En total, este segmento movió 5.800 millones y los materiales más utilizados fueron los muebles, el fregadero y la grifería.

A la hora de reformar la cocina, la directora técnica de Cuida tu Casa, Sandra Barañano, insiste en la importancia de ciertos aspectos: “Mantener la distancia adecuada entre el triángulo formado por el fregadero, la cocina (fuego y horno) y el frigorífico, iluminación focal, asegurar una ventilación correcta, o dejar espacio suficiente entre el fregadero y el fuego”.

Desde Danosa, compañía especialista en soluciones integrales para la construcción sostenible, advierten de que estas dos estancias se enfrentan al mismo enemigo: la humedad que, a la larga, pueden acabar afectando a la estructura del edificio y a la salud. Por ello, consideran imprescindible aprovechar la reforma para impermeabilizarlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *